Al comenzar esta serie de posts sobre las adaptaciones curriculares con Classroom, señalé la conveniencia de aprovechar el tiempo extra en casa que obtienen los alumnos al poder trabajar en un entorno telemático custodiado y mantenido por el profesorado.

Uno de los recursos más habituales en las pruebas escritas es otorgar tiempo adicional a los alumnos con problemas de aprendizaje. Sirva como ejemplo el aumento de tiempo que se les otorga los estudiantes con dislexia en todas la pruebas de la selectividad.

Es mejor que las actividades alojadas en Classroom prescindan de la característica contrarreloj. Digo esto muy convencido, justo en el momento en que los profesores disponemos de una pequeña lista de  aplicaciones que se integran en Classroom y ofrecen la gamificación de tests y cuestionarios. El uso de elementos motivadores de los juegos como recurso didáctico para realizar tareas escolares – la gamificación-  ha sido siempre bien visto y nadie se permite dudar de su utilidad. Estas aplicaciones que podemos usar desde Classroom son ideales porque comparten los resultados obtenidos por los estudiantes con esta plataforma.

Por ejemplo Quizziz, es una aplicación en la web donde se gamifica la experiencia de realizar tests mediante el uso de marcadores y puntuación que pondera la rapidez. Pero, ¿ayuda a todos los alumnos responder rápidamente? Los profesores conocemos bien la respuesta. Si queremos que nuestra práctica en el aula busque la inclusión, debemos evitar la exclusión del alumnado en las actividades en el aula virtual o EVA.

Conforme lo explicado, propongo un uso de los tests en línea a contrarreloj que contemple la posibilidad de contestar sin cronómetro, o con dos ponderaciones del tiempo invertido. Esto comporta, por desgracia, la creación de dos “ligas” o baterías de tests, siendo el principal inconveniente la etiquetación del alumnado. Existen dos aspectos fundamentales que se usan en los tests cognitivos: atención o concentración y la percepción. Si el primer binomio usa el factor tiempo, la percepción no tiene porqué usarlo. Los aspectos que se pueden evaluar serían: cambios de colores (visum en ciencias), cambios de tamaño (tecnología, física), y los cambios de forma (detalles intrusos, diferencias).

El segundo gran aliciente en Classroom que afecta a los ritmos de aprendizaje y que mostré en el post titulado “ADAPTACIONES CURRICULARES CON CLASSROOM”, es la posibilidad de repetir las actividades, ofreciendo todas las oportunidades que sean necesarias. Al llegar a este aspecto no puedo dejar de preguntarme la cuestión que, a mi entender, es la clave de este asunto: ¿Qué es mejor, repetir las explicaciones con las que el alumno realiza un descubrimiento o repetir los ejercicios para que consolide el conocimiento adquirido?

Repetir los ejercicios de consolidación “hasta que salen” se ajusta más a una concepción pedagógica de enfoque conductista, donde la educación se fundamenta más en la instrucción que en el descubrimiento de nuevos conocimientos por parte del alumnado.

No seré yo quien ponga en duda la validez del episodio “dar-cera/pulir-cera” del argumento que legó a la cultura popular el clásico ochentero “The Karate Kid”. Es posible que el adiestramiento a base de repeticiones puede servir para dotar de unas habilidades sólidas a los alumnos, habilidades donde apoyar después las competencias.

Hemos de considerar que una buena parte del alumnado, cuyas dificultades de aprendizaje se deben a problemas de atención, no pueden seguir el discurso de los profesores en clase. Rodeados de distractores que con frecuencia provienen de dos docenas de compañeros de su edad, tienen que superar trabas continuamente durante seis horas al día.

Es por eso que aunque no defiendo de forma especial el modelo Flipped Classroom, si quiero destacar la posibilidad de incluir pequeños vídeos explicando las lecciones en Google Classroom para que aquellos alumnos con problemas de atención puedan seguir las explicaciones en un entorno con menos distractores y repitiendo aquellas partes que no les quedan claras, si es menester.

En resumen: para respetar todos los ritmos, es imprescindible tener disponer de actividades alternativas libres de cronómetro y vídeos con las lecciones en Classroom.