Es curioso que los docentes de lenguas pasen horas interminables corrigiendo las redacciones y dictados de los alumnos y que el resto de asignaturas prescindan de tales actividades como norma general. Basta con dar un vistazo a los libros de las materias no lingüísticas para comprobar que los ejercicios de primaria a secundaria suelen ser  de aparejar términos, rellenar huecos o seleccionar una respuesta válida entre varias opciones. 

Flaco favor hacen, pues, las materias no lingüísticas al aprendizaje de las lenguas. Y no se puede decir que esas materias no tengan necesidad de aprender vocabulario. Es ahora un momento delicado con una gran expansión de los proyectos AICLE (Aprendizaje Integrado de Contenidos y Lenguas Extranjeras, traducción del inglés de CLIL, Content and Language Integrated Learning).

A mi entender, el salto al medio electrónico está perpetuando este problema. Creo que los tests en línea, desde los SCORM más completos como Hot Potatoes , pasando por el TT Kahoot!, hasta los Formularios de Google, están pensados para aparejar términos, rellenar huecos o seleccionar una respuesta… ¿de qué me suena esto?

Con un poco de ingenio, podríamos ampliar la tipología de las actividades on line al cambiar el enfoque de las mismas. En este post trato al dictado como objetivo de las actividades de Google Classroom. Y no contento con ofrecer esta actividad con la app de Google, voy también a esbozar cómo debe ser la automatización y semiautomatización de la corrección de estos ejercicios. 

DICTADO VISUAL

Una forma típica de trabajar el vocabulario es mediante los dictados visuales, donde la tarea consiste en escribir las palabras específicas que nombran la imagen correspondiente. 

Para conseguirlo,  tan solo tenemos que mostrar una foto o imagen que el alumnado debe nombrar en una pregunta de respuesta corta (la respuesta sería una o dos palabras). 

No creo adecuado proponer esta tarea mediante preguntas de Google Classroom, eso formaría una página con scroll interminable para los alumnos por que cada pregunta se mostraría como una actividad independiente. Además, nuestra tarea como profesores se eterniza al tener que corregir las preguntas “una a una”. Como ejemplo, un dictado de 5 palabras realizado por 30 alumnos serían 150 notas a poner. 

Para evitar tener una pila de actividades de farragosa realización y corrección, es preferible llevarlo a cabo mediante una tarea única que consista en rellenar un formulario con preguntas de respuesta corta. Esto nos permite:

  • Tener todas las preguntas recogidas en una sola actividad del apartado Trabajo de Clases.
  • Conseguir automatizar la corrección al usar un test en modo Test de Autoevaluación 

 

– Dictado visual paso a paso –

  1. Reúna las imágenes que sirven para la cuestión. Para ir más rápido, súbalas a una carpeta de Google Drive.
  2. Siga las indicaciones recogidas en la Ayuda de Editores de documentos 
  3. Para que funcione la corrección automática, tendrá que recopilar las direcciones de correo, limitar a una respuesta el cuestionario y los alumnos deben de ser del mismo dominio que el profesor. Aprenda a autorizar en Classroom a alumnos de otros dominios con mi libro: G Suite for Education. Administración y configuración en centros educativos.

  1. En el diseño de la cuestión, es conveniente realizar alguna orientación o ayuda al estudiante. Para ello se debe cumplimentar el apartado que hay en el fondo de de la cuestión y elegir algo parecido a la imagen: al proporcionar el valor que buscamos, la aplicación mantiene el cuadro de texto en rojo hasta que no se le parece. También podemos dar una orientación diciendo que se trata de texto y si diésemos una pista, es mejor apuntar la primera letra.

  1. A continuación hay que definir la clave de respuestas. Para acceder, pulsar el enlace azul de la parte inferior izquierda que lleva ese nombre. 
  2. En el modo clave de respuestas, escribir aquellas respuestas válidas y asignarles una puntuación. No permite puntuaciones con decimales, así que recomiendo una corrección binaria que, como mucho, contemple que se pueda escribir mayúsculas o no.
  3. Abrir Google Classroom. Crear una tarea incluyendo el test creado anteriormente desde Drive (botón de la parte inferior). El test debe ser el único archivo adjunto a la tarea. La importación de notas está activada por defecto, como se puede ver en la siguiente captura.

 

DICTADO CONVENCIONAL

Usando el procedimiento explicado en el apartado anterior, la corrección automática tan solo sería posible por el momento en microdictados. Esto es por que la lista desmedida de combinaciones de faltas de ortografía que el alumnado puede cometer en respuestas largas sería demasiado complicada de establecer.

El dictado convencional es una tipología de ejercicios que requiere pues de la supervisión directa del profesorado. Pero, ¿y si pudiésemos cotejar el texto con un modelo de forma automática para limitar nuestro trabajo a contar errores o escribir un comentario? 

  • Dictado convencional paso a paso –
  1. Crear una nueva pregunta de respuesta corta en el apartado de Trabajo de Clase. Añadir un podcast con el resumen o texto que se desea usar como dictado. Para saber cómo, consultar la Ayuda de Classroom
  2. Cuando corregimos, seleccionar y copiar el texto que ha respondido el alumno. Abrir en otra pestaña la Herramienta online para comparar textos (Diff). A pegar el texto modelo en el cuadro de Texto 2, y la respuesta del alumno en el cuadro de texto 1. Seleccionar marcado 1 y pulsar el botón de comparar.

  1. Podemos contar rápidamente todos los errores y decidir la nota.
  2. En cuanto a retroacción, si se cree conveniente, podemos realizar una captura de pantalla y guardarla en Drive. El comentario debe ser el link para compartir de dicha imagen.

En resumen, se han presentado dos procedimientos en Google Classroom para corregir la escritura de los alumnos de palabras sugeridas o textos dictados consiguiendo que la corrección sea totalmente automática en el primer caso y semi automática en el segundo.