La influencia de los padres en la educación de sus hijos está fuera de duda, ningún pedagogo sería capaz de planificar un modelo escolar en el que se prescinda de la valiosa ayuda que supone la complicidad y soporte parental.

Favorecer la comunicación con las familias y conseguir así la implicación de las mismas, debe ser un objetivo fundamental en los centros escolares. En ese sentido, los centros educativos han adoptado tres herramientas tecnológicas básicas para la comunicación con las familias: la página Web de centro, los calendarios electrónicos y el correo electrónico.

Muchos centros escolares obtienen estos  tres recursos al usar G Suite for education:

  • Página Web de centro. Google Sites nos permite crear páginas web con unos resultados excelentes. Pongo como ejemplo una página sencilla como la del IES Sayena (Castell de Ferro, Granada).
  • Calendarios. Google Calendar permite crear calendarios con las fechas y eventos más importantes como preinscripciones y matrícula, actos abiertos a familias, etc. Esos calendarios se pueden integrar en la página Web, informando a los que la visitan de las fechas más importantes sin salir de la página de inicio. Como ejemplo propongo una página también en Google Sites mucho más compleja que la anterior, la del Institut Motserrat Roig (Terrassa, Barcelona). Google Calendar se puede implantar en otras arquitecturas usadas típicamente para las páginas de centro. Pueden ver un ejemplo en la web del Institut Príncep de Viana (Barcelona), basada WordPress.
  • Correo electrónico. Las direcciones envían notificaciones y circulares, evitando así el gasto innecesario de papel y asegurando que llegue a los padres la información.

Pero la idea que yo quiero desarrollar en este post no se detiene en la elección de las herramientas digitales, sino en el uso que se hace de las mismas. Como he dicho antes, los centros han adoptado estos recursos TIC, pues siguen haciendo lo mismo que realizaban antes sin ellos, cuando usaban a tal fin las circulares en papel, anotaciones en las agendas, boletines y panfletos dadas en mano a los estudiantes, incluso llamadas telefónicas.

Cuando digo que hacen lo mismo, me refiero a que de forma habitual se obtienen resultados similares, quizás un poco mejor o más rápido, aunque hay algunas cuestiones que debemos solventar para conseguir la adaptación de estas tecnologias: esto es la integración de la nueva tecnología en prácticas tradicionales que aumente la productividad, el ritmo y la cantidad de trabajo.

Los centros educativos necesitan la complicidad de los padres para conseguir un flujo de información entre escuela y  las familias algo más invasivo. Solo así puede lograrse  la adaptación, pues estaremos asegurando que la información llega al destinatario sin necesidad que este la busque. Al fin y al cabo, no existen diferencias entre una carta que puede permanecer prisionera meses en la mochila del estudiante y una página web que apenas se visita.

Las consideraciones técnicas a tener en cuenta son:

  • En cuanto a la página Web del centro, debe elegir una tecnología que permita la suscripción. Google Sites permite que los visitantes se suscriban a un servicio de notificación de cambios mediante emails informativos.
  • En referencia al calendario, incluirlo en la página Web de centro no es suficiente. Debemos asegurarnos que aquellos padres usuarios de cuentas de Google puedan incorporar el calendario del centro en sus dispositivos móviles. Para ello, es necesario compartir el calendario de forma pública otorgando permisos de acceso, y activar entonces la opción de “Compartir públicamente”.
  • Respecto al correo electrónico, es una herramienta asíncrona muy efectiva de comunicación entre familias y escuela. Las escuelas deben asegurarse que las direcciones de correo de los padres reciben los correos que se mandan desde el centro escolar. Para ello se puede usar el control de informes de la Consola de administración de Google, o con Google Vault. Para entrevistas difíciles de concertar (trabajos lejos del centro escolar, padres separados, etc.) el centro puede adoptar una tecnología que de entrada va a suponer una mejora: la videoconferencia Google Hangouts.